domingo, 15 de junio de 2008

Brisa


Mucha tinta, mucha tinta pero nunca un colorcito! Para solucionar eso, lo primero a lo que me animé fue a los lápices de colores sobre hoja de color.

Desde el momento en que una carísima caja de lápices de mas de 100 colores me cayó de arriba, no paré de sacarles punta para darles formas a distintos tipos de mujeres modernas, fuertes e independientes.

Así como no sé por qué antes se me daba por dibujar tanta parejita enamorada, tampoco sabía por qué ya no volvería a hacerlo.

No hay comentarios: